• Producción y edición
    Daniela Fontaine
    Maytik Avirama
  • Edición, diseño sonoro y musicalización
    Carlos Castañeda
  • Ilustración
    Daniela Fontaine

Esta es una práctica de autocuidado: Vaporizaciones Vaginales

Recomendamos escucharlo con audífonos para poder sumergirse en la experiencia sonora.

En esta luna nueva estamos felices de empezar con consejo y guianza de Rudas y Salvias sobre las vaporizaciones vaginales. Una práctica antigua para sanar distintas afecciones ginecológicas, para prevenirlas, para hacer limpiezas profundas y para conectarnos con nuestros ciclos.
Puedes buscar a Rudas y Salvias por FB y por Instagram y muy pronto en www.rudasysalvias.com

TRANSCRIPCIÓN

Práctica de Autocuidado: Vaporizaciones Vaginales

Cortina

Radio Savia

Relatos de cuidado y sanación del cuerpo-territorio

Un espacio de escucha para resonar el Buen Vivir 

Maytik: Algunas lunas estaremos compartiendo prácticas sobre sanación,  autocuidado y autogestión de nuestros cuerpos-territorios. Estos audios extra estarán guiados por nuestras entrevistadas o por colectivas hermanas que generosamente nos comparten sus saberes.  En esta luna nueva estamos felices de empezar con consejo y guianza de Rudas y Salvias sobre las vaporizaciones vaginales. Una práctica antigua para sanar distintas afecciones ginecológicas, para prevenirlas,  para hacer limpiezas profundas y para conectarnos con nuestros ciclos. Feliz luna nueva, les dejamos con Manuela.

Manuela: Mi nombre es Manuela Pabón, soy naturopata, y aprendiz de partera hace ya algunos años, creadora de Rudas y Salvias.

Rudas y Salvias nace desde la necesidad que tenemos como mujeres de recuperar la autonomía de nuestros cuerpos  y fortalecernos reconociendo la medicina de la tierra  y de los ciclos naturales. Somos una colectiva de mujeres terapeutas, ecologas, yerbateras, artistas y aprendices de partería tradicional.

Una vaporización consiste en aprovechar todos los beneficios de una infusión de hierbas, a través del vapor que está suelta, en este caso vamos a hablar de la vaporizaciones vaginales.

Las vaporizaciones son muy buenas para regular el ciclo y balancear todo el sistema hormonal, para limpiar los tejidos, movilizar las toxinas del cuerpo. Son un espacio de apapacho, de mimo, de amor propio, ayudan a tranquilizar las emociones y a conciliar mejor el sueño en períodos de mucho estrés o mucho movimiento interno.  También las  vaporizaciones ayudan a promover la fertilidad y para eso  se utilizan en momentos específicos del ciclo. El mejor momento para realizarse una vaporización es en la segunda quincena de nuestro ciclo menstrual, después de la ovulación, en la fase lútea, antes de la llegada de la menstruación. Esto permite una profunda limpieza uterina física y energéticamente y ayuda a que la menstruación fluya y suelte todo lo que tiene que soltar en ese ciclo y de ciclos anteriores. Para promover la fertilidad las vaporizaciones  se utilizan es en la primera quincena del ciclo después de la menstruación, en la fase folicular, sin embargo es bueno que no se acerquen mucho a los días de ovulación.

Para hacer las vaporizaciones necesitamos plantas frescas, o también se pueden utilizar secas, es importante saber que plantas  y de dónde las estamos cosechando, ojalá las tengamos en nuestro huerto, en nuestro jardín, en caso de que no, ojalá las podamos conseguir con un yerbatera  o un yerbatero, porque así nos aseguramos de que sean plantas bien tratadas, plantas limpias, que a diferencia de las plantas que encontramos en el supermercado, pueden venir con muchos pesticidas y formas de cultivo no tan sanas. A las plantas  se les pide permiso antes de cosecharlas. Es importante intencionar y es importante agradecer, debemos trabajar mucho en esa forma patriarcal de ver todo lo que nos rodea, todo lo que vive como algo frío, inerte y únicamente para el consumo porque  las plantas son seres y la relación que tenemos con ellas, con su medicina, es algo recíproco.

La Salvia se podría decir que es la reina de  las hierbas para las mujeres y su salud sexual  y reproductiva, la salvia es útil en todos los procesos de la vida femenina, en la menarquia, en los ciclos  menstruales, en la menopausia, entre sus muchos beneficios está el de regular el ciclo, aliviar dolores menstruales, bochornos en la menopausia y sequedad vaginal. La Artemisa es otra planta compañera, muy compañera de nuestros procesos, es una gran reguladora hormonal y ayuda mucho en menstruaciones dolorosas a disminuir las contracciones uterinas. Es un planta también depuradora, que nos ayuda a limpiar y a movilizar todo lo que se tenga que mover, desde toxinas hasta emociones y estancamientos que tengamos. La caléndula nos va a ayudar mucho en caso de infecciones vaginales, en cándida también, en infecciones urinarias. El orégano para menstruaciones dolorosas con coágulos y sangre espesa, porque el orégano es una planta de la circulación, de sangrar, de fluir, de soltar todo eso que está contenido y que se contiene a veces en la menstruación. La lavanda es antiséptica y súper relajante, es muy buena para complementar las vaporizaciones con otras plantas, sobretodo en casos de sufrir de menstruaciones muy dolorosas, es relajante, armoniza y calma mucho todas las tensiones. La manzanilla es otra gran compañera de nuestros ciclos, es antiinflamatoria, analgésica y calma las tensiones uterinas. Y así podemos utilizar muchas plantas, podemos endulzar nuestra preparación con un poco de canela, con rosas, quizás con un poco de miel, o ponerle ese toque  muy de  nosotras, de cada una. También depende de para qué las estemos usando, pero el aceite esencial de árbol del té, también lo podemos añadir en algunas gotas a las vaporizaciones cuando queramos ayudar a sanar infecciones vaginales como la cándida. Menstruaciones dolorosas y con coágulos indican dificultad de fluidez y retención, entonces con esta  práctica vamos a poder liberar esos procesos que a veces se estancan.

Una receta que a mí me gusta mucho utilizar todos los meses para limpiar, es una vaporización con salvia, artemisa, caléndula, manzanilla y lavanda, se utiliza uno o dos puñados de hierbas frescas o medio puñado de hierbas secas en casi dos litros de agua. 

Se pone a hervir la preparación y se deja hervir cinco minutos con tapa en una olla. La idea es que para este momento se pongan cómodas, yo les  recomiendo utilizar una falda larga para que el vapor no se escape, que preparen el ambiente como les gusta, pueden prender unas velitas, es un momento ritual para ustedes, donde pueden meditar, cantar, estar. Yo ya tengo una olla destinada a vaporizaciones vaginales porque la forma más cómoda que yo he encontrado para realizarlas es en el inodoro, entonces pues claramente nos aseguramos de que toda la zona esté bien limpia, desinfectada, aseada y una vez tengamos nuestra preparación lista llevamos esta olla a la taza y la ponemos ahí  de forma de que encaje perfectamente, entonces que sea una medida que pueda entrar cómodamente en la taza. Si deciden entonces como espacio el baño, como yo, van probando  la temperatura del vapor hasta que  se sientan cómodas con esa temperatura y se sientan en la taza, se relajan con la falda la idea que pueda quedar todo bien recubierto para que el vapor no se escape, y ya  relajarse y disfrutar.

La vaporización puede durar entre quince y veinte minutos, cuando ya sintamos que el vapor no está haciendo el mismo efecto podemos volver  a calentar esta preparación y repetir otros  quince o veinte minutos, como  lo vayamos sintiendo, porque es un procedimiento que mueve mucho la energía, moviliza la circulación, entonces ojalá podamos ir sintiendo nuestro cuerpo, escuchándolo y atendiéndolo también. El efecto de las hierbas, de las plantas, en las vaporizaciones vaginales es veloz, por las paredes permeables de la vagina y por todos los vasos sanguíneos que se conectan con la  circulación general. Depronto es normal sentir un poco de mareo, o sueño después, ganas de descansar, es normal también después de la vaporización o el día después ver de pronto un flujo un poco más oscuro, o más fuerte ya que es una medicina de limpieza profunda.

Muy importante entre vaporización y vaporización y después de terminar con todo el  proceso, que estemos muy bien abrigadas, que todo ese calorcito que nos abriga por dentro no se nos escape y que no nos entre ningún frío. Las  vaporizaciones están  contraindicadas en estado de embarazo, también durante los días de menstruación con sangrado, también con el dispositivo intrauterino, y en general mientras se tenga algún tipo de sangrado por miomas o cualquier otra afección, en general  es un procedimiento sencillo pero muy profundo, y puede ser muy sanador  si logramos cultivar el hábito de realizarlo mes a mes.

Bueno ese es un regalo que les dejo para seguir en ese camino de retorno a nosotras mismas, al reconocimiento de nuestro ciclo, de nuestra feminidad y estamos juntas en este camino cualquier duda, cualquier inquietud, cualquier comentario, si quieren compartir también sus experiencias pues ahí estamos en Rudas y Salvias atentas a encontrarnos y receptivas siempre, un abrazo y mucho cariño.

Maytik: Gracias  a Rudas y Salvias por su compartir. Las pueden seguir en instagram y facebook y prontamente en www.rudasysalvias.com

Se nos ha movido el ciclo y nuestro próximo episodio sale en una semana con el cuarto creciente. Felices siembras y hasta muy pronto.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.