• Producción y edición
    Daniela Fontaine
    Maytik Avirama
  • Edición, diseño sonoro y musicalización
    Carlos Castañeda
  • Música
    Laura Franco
    Alessandra Leao
  • Ilustración
    Daniela Fontaine
  • Transcripción
    Santiago Villalba

    Gracias a Yasmin Ferraz por el apoyo y consejo.

Este es el primer episodio de la temporada 1: Voces guardianas y sanadoras.

Recomendamos escucharlo con audífonos para poder sumergirse en la experiencia sonora.

Empezamos nuestra temporada 1 en la que nos acercamos a voces guardianas, defensoras y sanadoras del cuerpo territorio. En este episodio 1 hablamos con Suely Carvalho, partera tradicional brasilera. Suely es maestra fundadora de Cais do parto y de la Escuela de Saberes Cultura y Tradición Ancestral (ESCTA) que está activa en más de 9 países. Ella nos habla de la tradición, de su relación con la militancia feminista y de la bandera de paz que traen las nuevas vidas que están llegando.

TRANSCRIPCIÓN

Episodio 1 : Parteras guardianas de la vida

Suely Carvalho: Vamos comprendiendo y enseñando a las mujeres su importante participación en la sociedad planetaria y también la conciencia de que no somos territorialistas, pero somos las que crean y establecen los territorios. Porque los territorios son ocupados por gente, por seres humanos y los seres humanos todos nacen de una mujer. 

Cortina

Radio Savia

Relatos de cuidado y sanación del cuerpo territorio 

Un espacio de escucha para resonar el buen vivir 

Trailer

En esta temporada 1 estaremos escuchando relatos y prácticas desde las voces de mujeres y comunidades guardianas y defensoras territoriales.Testimonios de resistencia, sanación y esperanza que lideran, aconsejan e inspiran un tejido social abundante y diverso.Recibimos palabras de consejo y guianza en torno a diversas preguntas:

-¿Qué se entiende por cuerpo territorio? 

-¿Qué son los feminismos comunitarios? ¿cómo se viven en el dia a dia? 

-¿Cómo se cuida la tierra y el cuerpo y cómo se vive el cuidado desde diversos territorios?

-¿Qué mundo sueñan las guardianas territoriales?

-¿Qué heridas están latentes en nuestros cuerpos-territorios? 

-¿Cómo podemos polinizar prácticas de sanación colectiva? 

– ¿Cuál es el rol de la espiritualidad en todo esto? 

Yo soy Maytik Avirama y yo soy Daniela Fontaine y les estaremos guiando en esta travesía. 

Maytik: Alrededor del 5to mes de gestación el oído está lo suficientemente desarrollado para empezar a oír. Los primeros sonidos llegan por el medio acuático. El latido del corazón y los sonidos gástricos de nuestra madre son nuestras memorias sonoras más antiguas. Es por medio de la escucha que empezamos a conocer y habitar nuestro primer territorio. 

Empezamos nuestra temporada con guardianas, defensoras y sanadoras del cuerpo territorio con Suely Carvalho, partera tradicional brasilera, y miembro fundadora de la red nacional de parteras de Brasil. Guardiana de las aguas que nos gestan, guardiana de los conocimientos antiguos que resguardan los cuidados y los saberes alrededor de la llegada de la vida. En este episodio ella nos habla de la tradición, de su relación con la militancia feminista y de la bandera de paz que traen las nuevas vidas que están llegando

Les dejamos con Suely. 

Suely: Mi nombre es Suely dos santos Carvalho, tengo 68 años de edad y soy partera tradicional a 44 años. Esta tradición de la partería ancestral yo la recibí como herencia de tres bisabuelas que eran parteras. Así heredé este don de partera tradicional. A partir de mis ancestrales abuelas y bisabuelas y abuelos, en fin.

La partería tradicional, primero es un don. Nacemos con este don y este don es heredado o transmitido por una madrina partera dentro de rituales de iniciación, dentro de un proceso formativo de formar la conciencia y los conocimientos. 

Nosotras tenemos un propósito de vida. Nosotras parteras. Yo como partera tengo un propósito de vida, tengo una propuesta, un proyecto, pero esto no es una propuesta alternativa, no, no es una alternativa, por dios.Alternativo es el camino de la medicina académica, de la medicina del sistema, esto es alternativo a nuestro camino. Por qué.

Porque este conocimiento de esta medicina y las intervenciones que hace esta medicinaes ordenado, estructurado apenas por hombres. Y cuando entraron mujeres, entraron mujeres con un pensamiento machista, masculino. Este camino está movido, impulsionado por el capitalismo y por eso el cuerpo de la mujer, los partos los nacimientos, se transformaron en un business, en un negocio; donde se genera dinero, renta, poder, autoridad, autoridad autoritaria y esto está totalmente fuera de la naturaleza del cuerpo femenino, de la naturaleza de los seres que se están desarrollando dentro de esta matriz femenina, dentro de este vientre que es lo primero habitat de todos los seres humanos. O sea, nuestros cuerpos, nuestra vida, nuestra leche, nuestro útero, nuestra matriz, nuestros hijos están llevados, controlados por el sistema con un único objetivo: el capitalismo.  Hace menos de mil años que fue construido este sistema, este camino que es muy reciente y por eso es alternativo. Nuestro camino es lo original. Nuestro conocimiento, nuestra práctica viene de los conocimientos originarios, de los pueblos originarios. 

Por tanto, nuestro camino no es alternativo, no es. Es el camino original.

Canción: Morada- Laura Franco 

Suely: La tradición es la manifestación de una cultura, de un saber, de un conocimiento ancestral, antiguo. La tradición puede ser de diferentes grupos sociales y étnicos del planeta, por ejemplo, existe la tradición indígena, la tradición aborigen, la tradición chamánica, la tradición de los negros africanos y la tradición de la gente de la selva, de la gente de las montañas, así el tejido social cultural, étnico de la humanidad planetaria es tejido por un número muy grande de tradiciones ancestrales.

La tradición respeta la integración de la mujer en su propia labor de parto. En el rol de nuestro trabajo están las herbas, las aguas, los aceites, los rezos, las comidas sanadoras, los 4 elementos siempre, pero también integramos el conocimiento de las mujeres que están por parir. Hacemos un trabajo durante el embarazo, hacemos un trabajo de empoderamiento de esta mujer con informaciones , aclarando dudas, haciendo que esta mujer se empodere de su cuerpo, de su parto, de su energía y ayudamos a que ella accese a esta memoria antigua a través de nuestro trabajo energético, espiritual, físico, material.

En la tradición no utilizamos nada, nada, nada de medicación alópata. Solamente las medicinas naturales y lo otro que utilizamos son las partes espiritual y energética como las limpias energéticas de los espacios, de las personas, los rezos que utilizamos creyendo en la fuerza del universo, la fuerza de la energía de la Pachamama, la fuerza de la energía del sol y del universo conectado con la divinidad y con los maestros y maestras espirituales. 

Maytik: La piel es el órgano más extenso y pesado del cuerpo humano tiene una extensión que alcanza hasta los 2 metros cuadrados. La piel protege, cubre, contiene, respira, acerca y separa. Es el órgano principal del sentido del tacto, es nuestro contacto con el otro y al mismo tiempo nuestro primer límite. La piel es también un territorio en disputa, un tejido enjuiciado y agrietado por memorias y dolencias. 

Suely: Yo viví en mi vida personal, experiencias muy fuertes con relación a la cuestión de género. Yo me casé por la primera vez con 15 años y hasta los 21 ya tenía mis tres hijos. Fue un casamiento muy abusivo, muy violento. Y yo desde antes, desde mis 10 años de edad yo ya era feminista y no sabía, no tenía esta conciencia. Porque desde antes de los 10 años de edad yo siempre me ponía al frente para defender a las mujeres, para proteger a las mujeres, empezando por mi madre que sufría muchos abusos y violencias de mi papá. Y así crecí hasta llegar a una edad de 32 años cuando finalmente conocí el movimiento feminista.

En esta época yo ya me había separado de mi primer casamiento, yo estaba sola con mis tres hijos criando, alimentando, educando y protegiendo mis tres hijos sola. Y en esta altura con 32 años conocí los movimientos feministas. 

Así que entré de cabeza porque yo necesitaba demasiadamente lavar mi alma, limpiar mi alma de todos los dolores, de todas las cosas que yo había vivido y sufrido dentro de esta sociedad patriarcal, dentro de esas prácticas machistas que son represoras, violentas, que impide a las mujeres desarrollar sus talentos, sus capacidades, su potencial. Y así acá en el Brasil yo por muchos años fui militante del movimiento feminista con una necesidad muy grande de poder hacer algo por todas las mujeres de mi país. 

Llego a una altura que yo necesitaba dedicarme a mi camino de partería y dentro del movimiento feminista había una dificultad para que yo me presentase como partera y trabajara como partera dentro del movimiento feminista porque no cabía hasta esta altura, no cabían las banderas de parto, de embarazo, de concepción, de posparto, de amamantación, de alimentamiento materno, no cabían estas banderas porque el movimiento tenía otras banderas muy fuertes…

como por ejemplo la violencia contra las mujeres, el respeto y la seguridad en las relaciones lesbianas; la bandera del lesbianismo como derecho de las mujeres, 

La bandera del trabajo de las mujeres, que tuviera el mismo reconocimiento que los trabajos masculinos de empleo. 

Y también bandera del movimiento feminista con relación al aborto en una mirada de contener la muerte de mujeres por consecuencia de abortos clandestinos. Es una inequidad para las mujeres esta falta de respeto a la libertad de las mujeres y elegir lo que quieren hacer con sus cuerpos y ser las dueñas de sus propios cuerpos. Y no sus cuerpos estar en propiedad del sistema, para que el sistema diga cómo deben las mujeres usarlo.

Esta es una bandera muy fuerte del feminismo y que para mi se ponía un poco difícil de manejar las dos cosas: aborto y parto. Porque yo soy partera, así que entiendo la necesidad de que el aborto tenga otra mirada, otra comprensión, que sea descriminalizado, que deje de ser la ley como crimen contra las mujeres.

Yo entiendo eso, entiendo perfectamente, no estoy en contra. Pero no puedo levantar esta bandera porque levanto otra bandera que es la de la concepción, del embarazo, del parto y nacimiento libre y feliz y seguro y respetado. 

Así que también es también un universo muy muy grandioso y fundamental y vital porque muchas mujeres son masacradas, torturadas violadas, irrespetadas, heridas, por el machismo, por el tecnicismo, por la discriminación social, por tantas cosas como está mal estructurada la sociedad y las mujeres, muchas mujeres, también pagan con la propia vida porque quieren ser mamá, quiere tener su familia, su hijo y son tratadas de la peor manera posible desde que la medicina alópata, masculina, blanca y elitista asumió el control de los cuerpos de las mujeres en lo que se refiere a reproducción humana. 

Esta es mi bandera. Yo necesitaba cargar mi propia bandera y por eso me desligué del movimiento feminista, embora continúo siendo feminista porque esto jamás, jamás dejamos de ser desde que alcanzamos esta conciencia, jamás dejamos de ser feministas. Feminista es un estado del espíritu, es una forma de estar en el mundo como mujer, conscientes, dinámicas y actuantes.

Así, yo asumí mi propia bandera de partera de estar junto a las mujeres embarazadas en los partos y pospartos. Junto a los bebés, las personas que llegan a esta vida y que son grandes maestros y maestras que vienen para traer esperanza a la humanidad y que llegan para traer la paz, la alegría, el amor incondicional y que necesitan ser respetados, necesitan que su llegada a esta vida, su estrella en esta vida sea con dignidad, sea con cuidado, con respeto y principalmente con amor, con mucho amor. 

Canción: Corre um rio em mim- Alessandra Leão

Maytik: Los seres humanos estamos siempre en movimiento: nuestras células, órganos, respiración. También algunos aprendemos a movernos, gatear, caminar, rodar, correr. Nuestros pasos van cargados de memorias, emociones, vivencias y también de decisiones que nos direccionan. Asimismo, al ser seres adaptables a nuevos contextos y situaciones, podemos desaprender y volver a aprender tantas veces como queramos hasta encontrar la manera en la que queremos habitar esta tierra.   

Suely: La madre tierra está en su límite y está retomando su equilibrio y con eso cosas muy muy graves están pasando con las aguas, la tierra, el aire, los vientos, los fuegos, ¿no? la destrucción del equilibrio de la naturaleza de la tierra con los peces, con los animales, las plantas. Pronto no vamos a tener más qué comer y pronto no vamos a tener más agua potable para beber…La vida va a acabarse si sigue así. Pero yo creo, yo creo que tenemos una cantidad significativa de humanos en este planeta que están evolucionando, que tienen una conciencia abierta, que tiene un corazón abierto, que son personas que ya avanzaron en este camino de evolución, de abrir los ojos, abrir el tercer ojo, la conciencia. 

Este grupo significativo de humanos por todo el planeta yo creo que vamos a conseguir, todos juntos, vamos a conseguir impedir, frenar, esta locura, esta estupidez de este movimiento de extrema derecha, autoritario, conservador en el planeta. Yo tengo esperanza porque soy partera en cuanto estoy recibiendo bebés, naciendo de una mujer de manera original, yo tengo fe y por eso tengo esperanza. Porque esos niños, estos bebés que están naciendo de estas mujeres de manera natural son muchos en el mundo, por ahora. Estos bebés traen para nosotros la bandera de esperanza, de paz. Yo confío que vamos a conseguirlo. En cuanto soy partera yo tengo fe, yo creo.  

Canción: Tía Rosa Parteira- Suely Carvalho 

Créditos 

Gracias a Suely Carvalho por esta entrevista que fue tomada en Recife a finales del 2019. Suely es maestra fundadora de Cais do parto y de la Escuela de Saberes Cultura y Tradición Ancestral, ESCTA que está activa en más de 9 países. 

Gracias a Laura Franco,  Alessandra Leao, Dom y Kiko Dinuci por su música y a Yasmin Ferraz por el apoyo y consejo. 

Este episodio fue producido y editado por Daniela Fontaine y por mi, Maytik Avirama. La producción y el diseño sonoro son de Carlos Castañeda. 

Para material extra del episodio nos pueden seguir en instagram y facebook estamos como radio_savia. Estamos felices de inaugurar esta temporada estrenando página web, nos pueden encontrar en radiosavia.com 

Gracias por escuchar, felices siembras y hasta la luna llena! 

Este programa cuenta con el apoyo de Open Society Foundation


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.